7 Importantes consejos para proteger tus dientes este verano

7 Importantes consejos para proteger tus dientes este verano

Se acerca el buen tiempo, y las vacaciones están a la vuelta de la esquina. Y esto … ¿sabes lo que significa? ¡SII! Mucha diversión y desconexión. Ese momento que todos llevamos esperando durante el año. Pero hay algo en lo que no caemos con frecuencia, y es que nuestros hábitos rutinarios se pierden, si no por completo, pues casi. Esto ocasiona empeorar tu salud, y la salud dental es una de ellas, por lo que hoy queremos darte unos consejos muy útiles para proteger tus dientes y encías este verano, que aunque no lo creas sufren y mucho. Allá vamos…

Esto te interesa y aunque no quieras prestarle mucha atención queremos ayudarte a seguir ciertas pautas y ser consciente de las consecuencias de tu salud dental si no contribuyes al cuidado de los dientes durante estos días libres.

1. Acudir al dentista antes de las vacaciones

Has oído bien, acude al dentista antes de irte de vacaciones con la idea de prevenir de molestias o sorpresas incómodas durante estos días libres. Es recomendable ir a nuestro dentista para hacernos una revisión, conocer que nuestra salud bucal es la correcta y escuchar los consejos del dentista tomando las precauciones adecuadas para nuestro caso.

2. No olvides el cepillo de dientes cuando vayas de viaje

Es algo lógico, pero en verano no solemos estar mucho dentro de casa porque pasamos más tiempo disfrutando del buen tiempo, de viaje o de aquí para allá. Y por eso la mayoría de nosotros solemos olvidar algo más el la higiene diaria de los dientes. El cepillado diario es igual de importante sea verano o invierno, pero como durante las vacaciones llevamos un ritmo de vida más descontrolado yendo a la playa, viajando y haciendo turismo no lo tenemos igual de presente.

IMPORTANTE !! Llevar a mano un Kit de aseo diario con, al menos, pasta de dientes y cepillo. Si incluye hilo dental, mejor que mejor.

¿Que conseguimos con ello? Si cuidamos la higiene bucodental podemos evitarnos problemas de gingivitis o caries.

No tienes excusas, un pequeño kit de aseo que no ocupa apenas lugar y no pesa es un imprescindible para estas fechas. Ya sabes, estas fechas nos hacen estar menos en casa, por lo que tomar una solución para el cuidado de los dientes es algo fácil y accesible con un cepillo portatil siempre a mano.

3. Mantener una alimentación sana

No hay que olvidar que la alimentación es un factor determinante cuando queremos mantener unos dientes sanos y saludables, por lo que es importante que en verano comamos fruta y verdura como hacemos de costumbre durante el resto del año.

Es normal que en las vacaciones no tengamos tanto control sobre lo que comemos y acabamos comiendo alimentos con mucha azúcar como helados, refrescos carbonatados y demás …

Hacemos hincapié en tomar fruta y por ello no nos cansaremos de decir que es imprescindible tomarla durante todo el año. Además hay frutas de temporada que están muy buenas y sabrosas que ayudan a refrescarnos además de aportarnos beneficios nutricionales.

La fruta contiene bastante agua, nos ayuda a limpiar los dientes y no se deposita tanto residuo en la boca como con otros alimentos.

Algunas frutas de la temporada de junio y julio pueden ser: albaricoque, cerezas, ciruelas, melón, sandía, higos o peras, entre otras…

La manzana y las uvas son especialmente beneficiosas para el cuidado de tus dientes.

4. Cuidado con el baño en las piscinas

El baño en exceso no es bueno, y mayormente en las piscinas ya que contiene cloro y productos químicos que afectan de forma negativa a la salud dental. Si buceas mucho aún es peor.

Estos productos químicos perjudican a nuestros dientes pudiendo provocar manchas en ellos. El agua de piscina contiene un PH más elevado al de la saliva, por lo que afecta a la descomposición de sus proteínas de forma más rápida. Esto conlleva la aparición de sarro y pequeñas machas sobre todo en la parte frontal de los dientes.

Para evitar eso recomendamos lavar los dientes después del baño con flúor regularmente para evitar sufrir estos problemas.

Sin embargo, el agua del mar es bastante saludable ya que la sal que contiene nos ayuda a eliminar las bacterias de la cavidad bucal.

5. Cuidado con la práctica de determinados deportes

Aunque ya comentábamos antes que el agua de mar es beneficiosa para los dientes, existen deportes del periodo estival como el snorkel o el buceo que afectan negativamente a nuestra salud dental.

¿Por qué?

El agua ejerce una presión sobre nuestras mandíbulas y dientes, además de la que hace el buceador cuando muerde el subo. Esto puede acabar en un fuerte y prolongado dolor que se agravará si además sufrimos alguna enfermedad en las encías o cualquier otro problema como una caries. Es necesario dar solución a esto lo antes posible.

Si realizamos algún otro tipo de deporte como por ejemplo alguno de contacto: futbol o baloncesto … debemos proteger los dientes ante caídas y golpes con un protector bucal.

6. Beber mucha agua

Hidratarse siempre es bueno, para todo, sea para el correcto funcionamiento del organismo como para la salud dental. Y especialmente en estos meses se debe beber mucha agua, el calor acecha y nos deshidratamos más rápido de lo normal.

Con el agua mantenemos más frescas las encías y ayudará a la correcta producción de saliva para mantener unas condiciones adecuadas en la boca para mantenerla saludable.

7. Cuidar tus labios

Los labios también forman parte de nuestra salud bucodental, y por ello es importante cuidar los labios para evitar que salgan heridas y herpes difíciles de quitar.

Deja un comentario

Cerrar menú
Traducir »
×
×

Carrito